Copyright 2017 - Eduardo Houellemont - Todos los derechos reservados © 2016

Adicción a los Medicamentos

Las drogas con receta (fármacos o medicamentos) inicialmente se toman por razones médicas, por ejemplo: para reducir el dolor de una enfermedad crónica, o bien en tratamientos de trastornos emocionales como la depresión, ansiedad, insomnio, etc.

Sin embargo, en ocasiones el paciente tiende a exceder la dosis recomendada, extendiendo el tiempo de uso, buscando intensificar y prolongar la sensación de alivio, desarrollando así una tolerancia al efecto del fármaco, así como un incómodo síndrome de abstinencia cuando intenta descontinuarlo (aumento de la ansiedad, insomnio, irritabilidad, náuseas, dolor de cabeza, tensión muscular, temblor, palpitaciones y variaciones en el estado de ánimo) por lo que retoma el uso en descontrol del medicamento, iniciando con esto el proceso de dependencia física y psíquica.

La adicción a fármacos puede ocurrir rápidamente. Es importante que toda persona que requiera de un tratamiento prolongado con medicamentos que pueden provocar dependencia (opiáceos, benzoadicepinas, algunos inductores del sueño y analgésicos) esté muy atenta de seguir de manera exacta las indicaciones del médico tratante, de no ser así, se corre el riesgo de desarrollar una dependencia química.

comments
f t g m