Copyright 2017 - Eduardo Houellemont - Todos los derechos reservados © 2016

Qué Hacer Si Descubro Que Mi Hijo/a Consume Sustancias Ilegales?

En la mayoría de los casos, los últimos en enterarse son los padres. ¿Qué hacer ante la situación? Buscar información y pedir ayuda en un centro especializado son las recomendaciones habituales. Mientras tanto, aquí les dejo debajo algunos consejos para actuar.

Muchos padres se encuentran desorientados a la hora de comprender por qué sus hijos a veces presentan problemas de conducta o consumen drogas y alcohol. Lo importante es retirar la atención de las conductas problemáticas de nuestros hijos, enfrentarlos con las consecuencias de sus decisiones y acompañarlos en el camino de hacerse responsables de su propia vida.

Es más fácil decirlo, que hacerlo. Si su hijo o un familiar consume drogas pida ayuda. La situación es difícil de sobrellevar en soledad. No dramatice la situación, no se cargue con

culpas, no se avergüence y diferencie claramente un error de un fracaso.

Para finalizar, una serie de aspectos a tener en cuenta si usted es padre/madre de hijos que se drogan:

No avergonzarse. Este es un problema común a muchos padres. 
No desatender. Si no se le da importancia a la conducta del consumo podría entenderse como que a los padres no les importara sus hijos. Recuerde: las sustancias psicoactivas dañan la salud, afectan las conductas y quiebran la voluntad. La adicción es una enfermedad crónica sin cura conocida. Pero la recuperación y una vida libre de drogas y alcohol es posible.
No dramatizar. Unos padres asustados, asustan a su hijo. El hijo pierde confianza en la posibilidad de resolución. 
No culpar ni sentirse culpable. No usar la droga como un arma contra el cónyuge u otro familiar. No sacar ventajas del sufrimiento. Hay que diferenciar entre el error y el fracaso. 
No hacerse cómplice. No encubrir. No justificar. Muchas veces los padres establecen límites que luego rompen. “Prefiero darle dinero para droga a que robe”, “Prefiero que se drogue en casa y no en la calle”.
El oficio de padres no es simple. Hay que hablar intencionadamente buscando soluciones, establecer normas de convivencia y hacerlas cumplir. Cambiar es necesario y útil. Incluso si los procesos son largos es posible cambiar. No pierda nunca la esperanza.

comments
f t g m